Viernes 03 de Abril de 2020
  

C Los Puntos Sobre las Íes

Apocalíptica amenaza...!


Por José Angel Sánchez López-


Hoy, el apocalipsis ha dejado de ser una mera referencia

bíblica para convertirse en una posibilidad muy real.

Javier Pérez de Cuéllar


Lamentable que mientras el mundo enfrenta una amenaza apocalíptica por la rapidez con que se propaga el coronavirus, llamado también COVID-19, en México el presidente Andrés Manuel López Obrador le da mas importancia al tren maya, el aeropuerto de Santa Lucía y la “rifa del avión presidencial” en lugar de asumir su responsabilidad y ponerse al frente, en los hechos y en los dichos de las acciones para evitar que la pandemia nos llegue como ha sucedido en varios países del mundo.

El señor López Obrador toma a “chunga” el grave problema, pone el mal ejemplo al continuar con sus prácticas de abrazos y besos y presumir de talismanes que dizque lo protegen.

“Estamos tranquilos, pero vamos a estar más tranquilos porque ya vamos a tener hecho todo lo que se va a aplicar en el caso del agravamiento de la crisis; pero les digo, el escudo protector es como el detente, el  escudo protector es… la honestidad ”, dijo este miércoles en su “mañanera”

Al llegar a sus “mañaneras” se niega a utilizar el gel y saluda de mano y abrazos a sus funcionarios.

Mas grave aún, que funcionarios le den cuerda (que no necesita mucha) en lugar de hacerlo poner los pies en el suelo como el caso del Sub Secretario de Salud

y vocero del tema, Hugo López-Gatell quien dijo en una reciente mañanera: “el presidente es moralmente muy fuerte como para ser portador y contagiar a otras personas”.

Ahora resulta que para estos funcionarios estúpidos la moral inmuniza contra todo, incluso la pandemia.

¡Cuanta estupidez!

Ya hubo una llamada de atención de la Organización Mundial de la Salud para López Obrador:

Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, declaró esta semana que “En México, la respuesta a la pandemia de Covid-19 debe ser coordinada desde el más alto nivel de gobierno y no relegada al sector Salud, pues toca todos los ámbitos de la sociedad”, remarcando la importancia de que se muestre el compromiso político al más alto nivel.

Con distractivos pretenden eludir la gravedad del problema, que si bien no es para apanicarnos si es para que nos motive a tomar medidas preventivas que eviten mas contagios.

En México, al momento de escribir estas líneas se tenían ya 118 casos confirmados con una víctima mortal.

Uno nuevo en Sinaloa que es el Estado menos afectado pues solo registra tres con el nuevo caso. El primero un hidalguense que acababa de regresar de Italia y vino de negocios a Culiacán.

Aquí, el Gobernador Quirino Ordaz Coppel fue de los primeros gobernadores, si no el primero, en ponerse al frente de las acciones y orientar a la población para la prevención.

No hay motivo de alarma en Sinaloa, pero si hay que tener la guardia levantada atendiendo las recomendaciones.

En Ahome, hay que decirlo las autoridades municipales han puesto en marcha diversas acciones preventivas, entre ellas brigadas de salud que recorren colonias entregando folletos con medidas preventivas y gel antibacterial.

Pero en otras entidades, como Jalisco, la situación ya es para alarmar.

Y a nivel mundial ni que decir…

En China, donde se originó el Coronavirus (COVID-19) ya van 1,367 muertos y hay 59,805 contagios probados, en Italia entre miércoles y jueves se registraron 627 decesos para disparar el monto de víctimas mortales a 4,032;  en España han fallecido 169 y la cifra de contagios se dispara. Iban al momento de escribir 17,147 casos confirmados, en Estados Unidos pasan de cien los muertos y hay 5,623 casos comprobados, en Alemania 8,200 infectados y 12 muertos.

Así, la pandemia corre por el mundo como un jinete apocalíptico.

Y mientras otros países toman medidas no solo para evitar la llegada de mas contagios sino también para apoyar a las empresas, fuentes de trabajo a paliar la dramática situación, aquí en México, lo dijo el jueves el Presidente, no habrá ningún apoyo para los negocios.

En Mazatlán los cruceros cancelaron sus arribos, igual que en Topolobampo que ya recibía uno. Los hoteles registran cancelaciones de reservaciones que se tenían para Semana Santa, en las ciudades los centros comerciales comienzan a verse semi desiertos.

La crisis provocada por la pandemia está encima para los negocios de todo tipo.

México está a punto de la parálisis y el Presidente está mas preocupado por sus proyectos del tren maya, el aeropuerto de Santa Lucía, la “rifa” que no es rifa  del avión presidencial

Y repartiendo abrazos y besos, negándose a utilizar el gel antibacterial… y enseñando sus amuletos.

Nomás le falta culpar a los neoliberales.

Más del Autor