Lunes 10 de Diciembre de 2018
  

C A confesion de parte

Transparentar la función pública


Por Vicente Hernández Delgado

Las amplísimas expectativas con las que asumirá el nuevo gobierno federal en materia del combate profundo a la corrupción, entre otros graves problemas, obligarán a los gobiernos municipales a responder implementando, siempre que haya suficiente voluntad política, medidas de combate a uno de los flagelos que por mucho tiempo han representado el modus operandi de los gobiernos en turno, con sus contadas excepciones.

Se trata de incorporar formas de participación ciudadana que vigilen el uso y administración de los recursos públicos, los criterios de la realización de la obra pública y demás formas que tienen que ver con el manejo de esos recursos. Esta semana, la Sindico Procuradora Elsa Bojórquez declaró lo que en uso de sus funciones es pertinente hacer para otorgar mayor legitimación a los actos del gobierno municipal encabezado por el Químico Luis Guillermo Benítez Torres, me refiero a la creación de un Consejo Ciudadano de Vigilancia y Transparencia, el mismo que se integraría según entiendo, por ciudadanos de los distintos sectores de la sociedad Mazatleca.

Hasta ahora, la única experiencia que se conoce en el Estado es el CCVTA (Consejo Ciudadano de Vigilancia y Transparencia de Ahome), fundado en 2014. La información de este organismo se puede encontrar en el portal transparenciaahome.com, del cual recojo la siguiente información sin tomar en cuenta el orden en que ahí viene:

Consejeros propietarios; cuyos diez integrantes son ciudadanos con presencia social al ser representativos de los sectores productivos y de servicios y su participación es voluntaria y gratuita. Se complementa con el o la titular de la oficina de Acceso a la Información  en calidad de enlace del presidente municipal.

Este organismo ciudadano cuenta con tres comisiones a su vez:

  • Comisión de Etica Pública e Indicadores de Desempeño de Integrantes
  • Comisión de  Transparencia e Información Pública, y
  • Comisión de Análisis, Prevención y Combate a la corrupción.

En cuanto a Quienes Somos, declaran ser un grupo de ciudadanos independientes, no gubernamentales, apartidistas y sin fines de lucro, enfocados en temas de transparencia y rendición de cuentas de la aplicación de los recursos públicos ejercidos por el gobierno municipal, analizan en el mayor grado posible y de una manera más amigable la información del uso de los recursos públicos aplicados a compras, obras, nóminas y demás gastos administrativos; y terminan diciendo que buscan una mayor transparencia, haciendo uso del derecho de acceso a la información pública para fomentar el interés y la participación ciudadana en los asuntos públicos.

En cuanto a los Principios: se reitera su carácter apartidista, independiente y autónomo en sus decisiones, sugerencias,  o medidas precautorias al gobierno municipal aplicando criterios claros, equilibrados y consensados por sus miembros. Además de que, fortalecerá e impulsará la participación ciudadana y será promotor de los principios democráticos y de libertad de expresión (y de información).

En cuanto a su Visión, declaran su disposición por coadyuvar con la autoridad municipal, en la búsqueda e implementación de un sistema que otorgue a la ciudadanía mayor y mejor accesibilidad a la información pública, a efecto de crear una conciencia ciudadana en la transparencia y rendición de cuentas de los órganos de gobierno.

En el apartado de Documentos, el organismo en cuestión está dotado de un reglamento que tiene soporte legal con las atribuciones que la legislación en materia de participación ciudadana, obras públicas, acceso a la información, Constitución Federal y demás marco normativo le permiten; así como la carta compromiso y  solicitud de cada aspirante a formar parte del Consejo. 

En la parte final del portal, en Informes, se da cuenta del tipo de temas que atiende el CCVTA: adquisiciones de bienes y servicios, contratos y concesiones, Información financiera, inventarios de bienes raíces, y formas de apoyo como leyes, reglamentos  y solicitudes de información pública. En la parte del Blog, se ofrece una información a detalle de los resolutivos sobre los temas anteriores y en  los Enlaces de Interés, rutas que permitan a la ciudadanía conocer sobre el estado del quehacer sobre acceso a la información pública.

Ignoro hasta el momento la evaluación social que exista sobre la actuación del citado CCVTA ni sus recientes actividades, debido a que el portal está en fase de actualización. Me queda claro que es un organismo en estado vigente, que cuenta con cuatro años de haberse creado.

Desde mi perspectiva, la creación del CCVTA es uno de los intentos más serios de favorecer el Gobierno Abierto al promover de manera importante la relación proactiva gobierno-ciudadano, junto a otros intentos como el malogrado Cabildo Abierto por parte de la anterior administración municipal. No es  casual que se haya conformado en 2014, tres años después de que México se adhirió a los convenios por la AGA (Asociación por el Gobierno Abierto) y en la etapa en que nuestro país presidia este organismo internacional.

Por cierto, pese a la responsabilidad asumida por el gobierno saliente de impulsar el Gobierno Abierto, y que ahora le reclaman los organismos internacionales por no haber hecho lo necesario, recuérdese el caso de la anterior administración municipal, la que hoy encabeza el Químico Benítez, como es popularmente conocido, tiene un reto muy importante y lo primero que tiene que hacer, es no ceder a la tradicional opacidad y desprecio por la transparencia, que ha caracterizado a quienes le antecedieron.