Sábado 28 de Noviembre de 2020
  

I Noticias Internacional

Manual periodístico para la cobertura ética de emergencias y desastres

Manual periodístico para la cobertura ética de emergencias y desastres

,

  • Organización Panamericana de la Salud

Los terremotos, las erupciones volcánicas, las inundaciones, las avalanchas, los incendios y las emergencias sanitarias por dengue, diarreas, pandemia de influenza y otros, son parte de la realidad costarricense y por lo tanto, son hechos de interés noticioso para los medios de información.Buena parte de la ciudadanía considera que estos hechos son “inesperados” y las noticias mal enfocadas alientan sensaciones de miedo, impotencia o frustración. Sin duda, todas las emergencias y los desastres son noticia porque afectan a la gente, son novedosas y van aparejadas con historias de personas quienes, des-de diferentes ámbitos, tienen algo que contar: rescatistas, víctimas y sus fami-liares, gobierno, profesionales de la salud, voluntariado, personas científicas, organismos internacionales y ciudadanía organizada.Es responsabilidad de la prensa informar con una visión de respeto hacia las víctimas y con un carácter noticioso que procure soluciones y aliente la prevención. Estas informaciones deben llevar un referente ético y científico con el fin de trascender la sensación de alarma. Las consecuencias psicosociales de un desastre carecen de interés para la pren-sa. Lamentablemente no interesa cuidar el tono de las noticias ni tampoco la forma cómo se entrevista a quienes enfrentan directamente las consecuencias. Sin embargo, para la Organización Panamericana de la Salud OPS y la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias CNE, es fundamental que las personas profesionales de la prensa comprendan el impacto psicosocial de un desastre y reflejen un trato respetuoso hacia las personas afectadas.Con el fin de brindar una guía básica de cobertura, el Comité Asesor Técnico de Información para la Prevención y Atención de Emergencias, coordinado por la CNE, así como la Subcomisión de Comunicación Interinstitucional para laPandemia de Influenza, coordinada por el Ministerio de Salud, e integrada por diversas instituciones, como la Caja Costarricense de Seguro Social, la CNE, con apoyo técnico de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) y el Centro de Control de Enfermedades (CDC/CAP), encargaron un análisis de contenido de los primeros meses de cobertura periodística de la influenza AH1N1, el repunte de pacientes afectados con la bacteria intrahospitalaria clostridium difficile, así como el terremoto de Cinchona, ocurrido el 8 de enero del 2009. Debido a las características de las emergencias y los desastres del periodo por analizar, se seleccionaron para este análisis los medios de comunicación impresos más leídos en el país, según el resumen de la 23 oleada del Estudio General de Medios, el cual se viene realizando ininterrumpidamente desde el 2003. A partir de ese análisis noticioso, se elaboró este manual de cobertura dirigido a las comunicadoras y los comunicadores.

Introducción

Esta es una propuesta que estimula a quienes están detrás de una cámara, una grabadora y una libreta para lograr una mejor cobertura. Busca mostrar que el trabajo de la prensa es responder a una audiencia que quiere saber cómo se evita la pérdida de vidas humanas y cómo se mitigan los daños económicos, psicosociales y ambientales de una emergencia.Si la prensa hace coberturas preventivas de calidad antes de que ocurra una emergencia o un desastre, se evitan pérdidas de vidas humanas y disminuyen los daños. El contenido de este manual considera los resultados de un diagnóstico sobre la cobertura que hicieron los colegas deDiario Extra y La Nacióndurante los 4 meses posteriores al terremoto de Cinchona (en los alrededores del Volcán Poás en Costa Rica). Se estudiaron 141 noticias entre el 9 de enero y el 30 de abril. Solo se incluyeron aquellas que ocuparon media página o más. Lo mismo se hizo con la cobertura de la emergencia del AH1N1 y la bacteria intrahospitalariaclostridium difficile.La base de datos para dicho análisis es la del monitoreo digital del departamento de Relaciones Públicas de la Caja Costarricense de Seguro Social. Se revisó un total de 86 noticias publicadas entre el 24 de abril y el 30 de junio del 2009. De ellas, 51 salieron en el Diario Extra y 35 en La Nación. Se seleccionaron estos dos medios impresos costarricenses por ser los más leídos, según la 23 oleada del Estudio General de Medios (EGM).Este manual refiere a otras publicaciones nacionales e internacionales que vinculan el ejercicio ético del periodismo con los desastres. Además, incorpora opiniones de quienes participaron en la cobertura periodística de ese terremoto.Está dividido de la siguiente manera. Primero, una descripción de los principales hallazgos sobre esa cobertura noticiosa. Segundo, un estado teórico sobre el perfil de los mensajes en tiempos de algún desastre. Tercero, una serie de recomendaciones para que usted las seleccione o mezcle de acuerdo a su realidad profesional y laboral con el fin de acercarse a una cobertura ética y de mayor calidad.

Emergencias sanitarias

Respecto al estudio de las noticias desde que apareció el primer caso de la influenza AH1N1 en el mundo y las primeras personas fallecidas por la superbacteria clostridium difficile en Costa Rica, se detectaron las siguientes tendencias de cobertura mediática: a.).- La prensa costarricense fue muy reactiva y abundante en informaciones en el momento en que se dio el primer caso de la influenza AH1N1 en el país. Sin embargo, la cobertura estuvo determinada por enfoques eminentemente noticiosos de conteo de personas contagiadas por el virus AH1N1, la calidad de la atención, la dotación de medicamentos, el tiempo que se tarda en corroborar que es una afección por el virus y la cantidad de personal de salud que atiende los casos.b).-A pesar de ello, el manejo informativo directo, puntual y coordinado por parte de las autoridades del sector salud estatal, evitó pánico entre la población. El nivel de educación formal así como la calidad y los años de atención sanitaria pública, contribuyeron en el manejo de la pandemia. c).- La cobertura careció de diversidad informativa en cuanto a personajes, va-riedad de fuentes y enfoques noticiosos. En los medios prevaleció el conte-nido de comunicados del sector salud oficial. Por las características de las emergencias sanitarias y la necesidad de información puntual y preventiva, la vocería gubernamental es necesaria e importante. Sin embargo, a la luz de la dinámica ideal de información democrática, en este primer periodo de la pandemia se careció de otros enfoques sanitarios complementarios como el enfoque de servicio, el social, el científico y el económico, los cuales hubieran dado mayor diversidad noticiosa. Cualquier fuente adicional debe ser seria y verificable para evitar errores que desemboquen en noticias simplistas.“... es importantísimo ubicarse en el territorio y no ver el sufrimiento humano como una estrategia meramente mercantil.”Sonia Jiménez, periodista, opina sobre la cobertura del terremoto de CinchonaCapítulo I: Características de las noticias sobre emergencias y desastres

Hubo preponderancia de fuentes oficiales -lo que no le resta importancia- pero en periodismo siempre es deseable contrastar la información y dar espacio a la diversidad de voces. Eso sí, cabe señalar que esta máxima hay que aplicarla con prudencia en este tipo de emergencias, debido a lo delicado del hecho. Lo ideal es corroborar muy bien esas otras voces, de manera que sean serias y autorizadas.e).- En la cobertura se evidenció poca variedad en el uso de los géneros noticiosos, pese a que prácticamente hubo información diaria a lo largo de los dos meses analizados. Se privilegió el formato de nota informativa pero no el de semblanzas o reportajes interpretativos.f).-Las noticias tuvieron un espacio privilegiado. El lugar donde salen publica-das refleja la importancia que el medio le concede a la información.

Manual completo:
https://fcic.periodistes.cat/wp-content/uploads/2013/11/tragedias-periodistas.pdf

RNotas Relacionadas