Miércoles 20 de Enero de 2021
  

N Noticias Nacional

Más de 1 millón de negocios cerraron definitivamente en México por Covid-19: Inegi

Más de 1 millón de negocios cerraron definitivamente en México por Covid-19: Inegi

,
  • La ECOVID-IE segunda edición estima que 86.6% de 1 millón 873 mil 564 empresas en el país tuvieron alguna afectación a causa de la pandemia; casi 7 puntos porcentuales menos con respecto a la primera edición en la que 93.2% de las empresas reportó haber tenido alguna afectación.
  • La disminución de los ingresos fue el principal tipo de afectación que reportaron 79.2% de las empresas. En la primera edición, 85.1% de las empresas reportaron este tipo de afectación. De los 4.9 millones de establecimientos del sector privado y paraestatal registrados en los Censos Económicos 2019, 99.8% pertenecen al conjunto de establecimientos micro, pequeños y medianos.
  • A 17 meses de concluido el levantamiento censal, el Estudio sobre Demografía de los Negocios 2020 estima que, de los 4.9 millones de establecimientos micro, pequeños y medianos sobrevivieron 3.9 millones (79.19%), poco más de un millón (20.81%) cerraron sus puertas definitivamente y nacieron 619 mil 443 establecimientos que representan 12.75% de la población de negocios del país.
  • Los resultados del EDN 2020 muestran que, a raíz de la pandemia, 1 de cada 10 unidades económicas recibieron algún tipo de financiamiento en 2020, el cual se ha utilizado en 66.70% de los establecimientos micro para la adquisición de insumos y, por otra parte, 46.99% de los pequeños y medianos lo han destinado al pago en efectivo o en especie para el personal.

El INEGI,presenta los resultados de la Encuesta sobre el Impacto Generado por COVID-19 en las Empresas (ECOVID-IE segunda edición) 2020. Además, da a conocer el Estudio sobre Demografía de los Negocios (EDN) 2020..

El objetivo de la ECOVID-IE (segunda edición) es conocer la situación actual y afectaciones de las empresas durante el tercer trimestre de 2020 por la contingencia originada por COVID-19. Con ello, da continuidad al análisis de las unidades económicas captadas en abril y mayo.

El levantamiento de información fue del 1º de septiembre al 16 de octubre de 2020, con una muestra de 5 671 empresas grandes y MIPyMES del país con instalaciones fijas que realizan actividades económicas correspondientes al sector industria (minería, electricidad, suministro de agua y gas, construcción y manufacturas), comercio y servicios (incluye transportes). Se excluyen las actividades relacionadas con agricultura, cría y explotación de animales, pesca, acuicultura y gobierno.

La ECOVID-IE (segunda edición) estima que, de 1 873 564 empresas en el país, 86.6% indicaron haber tenido alguna afectación a causa de la pandemia. Se observa una disminución de casi 7 puntos porcentuales con respecto a la primera edición en que 93.2% de las empresas reportaron haber tenido alguna afectación.

La disminución de los ingresos es el principal tipo de afectación que reportaron 79.2% de las empresas. En la primera edición, la proporción fue de 85.1 por ciento. El 51.2% de las empresas reportaron una baja en la demanda, mientras que en la primera edición fue de 67.6 por ciento. La escasez de los insumos y/o productos ocupa el tercer lugar y se observa una disminución de casi 9.0 puntos porcentuales de una edición a otra.


La encuesta estima que el porcentaje de empresas que aplicaron cierres temporales o paros técnicos se ubica en un 23.1%, cifra menor que el porcentaje registrado en la primera edición, en la que 59.6% de las empresas los realizaron.

El rubro de medidas que tuvo mayor eco entre en las grandes empresas en ambas ediciones fue el de medidas sanitarias con un 98.9% en la segunda edición y 95.6% en la primera, seguidas de las PyMES que registraron un 98.6% en la segunda encuesta y 90.1% en la primera.

La proporción de empresas que recibieron apoyos fue de 5.9%, mientras que 94.1% restante no recibió ningún tipo de apoyo durante agosto. En la primera edición, 7.8% obtuvo algún tipo de apoyo durante abril, mientras que 92.2% no recibió ayuda de ninguna índole en el mismo periodo.

La encuesta arroja que las empresas consideran que la política de apoyo que más se requiere para hacer frente a la pandemia es aquella relacionada con los apoyos fiscales: 61.3% para la segunda edición y 61.2% para la primera.

ESTUDIO SOBRE LA DEMOGRAFÍA DE LOS NEGOCIOS 2020

El Estudio sobre la Demografía de los Negocios 2020 (EDN) brinda información sobre el panorama nacional de los establecimientos micro, pequeños y medianos  que realizan actividades manufactureras, comerciales y de servicios privados no financieros que sobrevivieron, nacieron y murieron a 17 meses de concluidos los Censos Económicos 2019 .

De los 4.9 millones de establecimientos del sector privado y paraestatal registrados en los Censos Económicos 2019, 99.8% pertenecen al conjunto de establecimientos micro, pequeños y medianos.

De los 4.9 millones de establecimientos micro, pequeños y medianos, el EDN 2020 estima que sobrevivieron 3.9 millones, que representan el 79.19%, mientras que 1 millón 10 mil 857 establecimientos (20.81%) cerraron sus puertas definitivamente.

El Estudio muestra que a 17 meses de concluido el levantamiento censal nacieron 619 mil 443 establecimientos que representan 12.75% de la población de negocios del país.

De mayo de 2019 a septiembre de 2020 se tiene una disminución de unidades económicas de -8.06 por ciento. Por tamaño de establecimiento, se observa que los pequeños y medianos tuvieron un mayor porcentaje de cierres definitivos (21.17% de muertes) en comparación con los establecimientos micro que tuvieron 20.80 por ciento de muertes.

Por actividad económica, en los tres grandes sectores la proporción de muertes fue mayor en relación a la proporción de nacimientos. La mayor proporción de muertes se registró en establecimientos de Servicios Privados no Financieros (24.92%), Comercio (18.98%) y Manufacturas (15 por ciento).    

Por otro lado, el sector Comercio tuvo un 13.75% de establecimientos nacientes, mientras que los sectores de Servicios Privados no Financieros, y Manufacturas tuvieron 12.85% y 8.78% respectivamente.

La mayor proporción de nacimientos de unidades económicas se dio en Tlaxcala con 19.31% de establecimientos nuevos, mientras que en Quintana Roo se dio la menor proporción con 7.67%, respecto al número de establecimientos existentes en 2019 en la entidad correspondiente.

Respecto a las muertes de establecimientos, en  Quintana Roo se observó la mayor proporción de establecimientos que cerraron definitivamente (31.88%). Oaxaca fue la entidad con menor proporción de establecimientos cerrados con 13.70%, respecto al número de establecimientos existentes en 2019 en la entidad correspondiente.

En los establecimientos que dejaron de operar de manera definitiva laboraban casi 3 millones de personas y en los establecimientos que iniciaron operaciones laboran 1.23 millones de personas, mientras que los establecimientos sobrevivientes tuvieron una disminución de 1.14 millones de personas. De esta manera, se pasó de 14.66 a 11.77 millones de personas ocupadas, lo que representa una disminución de 19.68% con respecto a la población ocupada en mayo de 2019.

Durante el tercer trimestre de 2020, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en su papel de organismo rector para la generación de estadísticas oportunas y debido a la coyuntura presentada por la pandemia, tomó la decisión de realizar el segundo levantamiento de la Encuesta sobre el Impacto Generado por COVID-19 en las Empresas (ECOVID-IE) segunda edición 2020, dando continuidad a la generación de indicadores sobre las afectaciones de la contingencia originada por COVID-19.

  • PRINCIPALES RESULTADOS
La ECOVID-IE segunda edición estima que, de 1,873,564 empresas en el país, 86.6% indicó haber tenido alguna afectación a causa de la pandemia. Se observa una disminución de casi 7 puntos porcentuales respecto de la primera edición en la que 93.2% de las empresas reportó haber tenido alguna afectación. Lo anterior puede deberse a varias causas, como la liberación gradual de actividades en algunos sectores económicos, el cambio en el semáforo epidemiológico o la adaptación de varias empresas para realizar sus actividades.

La disminución de los ingresos es el principal tipo de afectación que reportaron 79.2% de las empresas, por lo que se observa una diferencia con relación a la primera edición, cuando se estimó que 85.1% de empresas reportaron este tipo de afectación. Asimismo, las que mencionaron esta afectación señalan que durante la primera edición de la ECOVID-IE registraron en promedio una disminución de sus ingresos de 56.3%, mientras que para la segunda edición mencionan un 48.6%, lo que representa una diferencia de 7.7 puntos porcentuales.

La baja de la demanda es la segunda afectación reportada por las empresas; se observa una disminución de empresas con una baja en la demanda, ya que en la segunda edición se estima un 51.2% de las empresas con esta afectación; mientras que para la primera edición 67.6% registró esta causa, una reducción de 16.4 puntos. Por otro lado se observa el nivel de afectación de las empresas con una disminución en el porcentaje promedio de 6.7% en cuanto a la baja demanda entre una edición y otra.

La escasez de los insumos y/o productos se posiciona en tercer lugar de importancia en ambas ediciones, observando una disminución de casi 9.0 puntos porcentuales de una edición a otra, pero el nivel promedio de afectación solo representa una disminución de 2.4 puntos porcentuales entre ambas ediciones.

De acuerdo con el tamaño de empresa se observa que, en términos generales, todas las empresas han tenido disminuciones en sus afectaciones. En lo que corresponde a la diminución de los ingresos, para las grandes empresas, la segunda edición de la encuesta estima que 11.9% se vieron afectadas, mientras que para la primera edición 33.5% de las grandes empresas reportaba esta situación. Por su parte las PyMES muestran una diferencia entre ambas ediciones, pasando de 80.7% en la primera a 73.7% en la segunda y las microempresas pasaron de 85.9% en la primera a 80.3% en la segunda edición. Este fenómeno se presenta de manera similar en las afectaciones Baja de demanda y Escasez de insumos.

La reducción del personal presenta un aumento de dos puntos porcentuales de una edición a otra. En la segunda edición se estima que 16.3% de las empresas sufrieron esta situación; en contraste, el nivel de la afectación disminuyó 4.4%, ya que en la primera edición se ubicó en 44.9% y en la segunda en 40.5 por ciento.

La encuesta estima que el porcentaje de empresas que aplicaron cierres temporales o paros técnicos se ubica en un 23.1%, cifra menor que el porcentaje registrado en la primera edición, en la cual las empresas que los realizaron fueron de 59.6 por ciento.

El rubro de medidas que tuvo mayor eco entre en las grandes empresas en ambas ediciones fue el de medidas sanitarias con un 98.9% en la segunda edición y 95.6% en la primera, seguidas de las PyMES que registraron 98.6% en la segunda encuesta y en la primera 90.1 por ciento. Por su parte la aplicación de campañas de información y comunicación virtual se estima que 92.8% de las grandes empresas lo implementaron en la segunda edición y en la primera 92.1% y se estima que las microempresas aplicaron en menor porcentaje esta medida.

Del total de empresas, en la segunda edición la proporción de empresas que recibieron apoyos fue de 5.9%, mientras que el 94.1% restante no recibió ningún tipo de apoyo durante agosto. En la primera edición, 7.8% obtuvo algún tipo de apoyo durante abril, mientras que el 92.2% no recibió ayuda de ninguna índole en el periodo citado.

En ambas ediciones, la mayor parte de los apoyos que obtuvieron las empresas provienen de los gobiernos, estimando que, del total de empresas de la primera edición apoyaron a 7.0%, y en la segunda edición, los gobiernos apoyaron a 5.4% de las empresas. Las cámaras y organizaciones empresariales y asociaciones sociales apoyaron al 0.6% en la primera edición y al 0.3% en la segunda. Por último, con un mínimo porcentaje, Otro tipo de instancias apoyaron al 0.2% de las empresas en ambas ediciones.

La encuesta arroja que las empresas consideran que la política de apoyo que más se requiere para hacer frente a la pandemia es aquella relacionada con los apoyos fiscales, registrando 61.3% para la segunda edición y 61.2% para la primera. El aplazamiento de pagos a créditos o servicios es la segunda política de apoyo que las empresas requieren registrando 40.6% en la segunda edición y 55.1% en la primera edición, teniendo una disminución de 14.5 por ciento.

  • Comparativo con el mismo periodo del año anterior

Con relación a las expectativas de los ingresos para los próximos seis meses en comparación con el mismo periodo del año anterior, en la segunda edición las empresas en un escenario regular esperan un aumento de sus ingresos en un 28.2%, que representa un aumento de 7.7% respecto de la primera edición; 40.0% contestaron que sus ingresos permanecerán igual, manteniéndose por encima de la primera edición. En el escenario optimista las empresas que consideran que sus ingresos disminuirán son 9.5%, mostrando una diminución de 13.6% respecto de la primera edición, 52.3% consideran que sus ingresos aumentarán, lo que representa un incremento del 16.3 por ciento. En el escenario pesimista, las empresas prevén que sus ingresos caerán en un 48.5%, registrando una disminución respecto de la primera edición de 22.5%. El 46.7% contestaron que sus ingresos permanecerán igual. Lo anterior denota un cierto grado de mejora en las expectativas de las empresas ante la reactivación parcial de la economía.

Se estima que, el tiempo que las empresas podrán continuar operando con su nivel actual de ingresos varía según el tamaño de la empresa; a nivel nacional, 37.6% de las empresas consideran que podrán continuar operando de 12 meses a más con su nivel actual de ingresos, 46.6% de 3 a menos de 12 meses y 15.8% menos de 3 meses. Al analizar la información por tamaño de empresa, se observa que 51.2% de las grandes empresas y 41.3% de las PyMES considera que podrán continuar operando un año o más con su nivel actual de ingresos, mientras que un 47.9% de las PyMES y 46.6% de las microempresas opinan que solo continuarán sus operaciones de 3 a menos de 12 meses con su nivel actual de ingresos. Finalmente, se estima que seguirán operando con su mismo nivel de ingresos menos de 3 meses 16.3% de las microempresas, 10.8% de las PyMES y 10.3% de las grandes empresas.

La encuesta estima que 37.6% del total de las empresas anticipa que se retrasará en el pago de sus deudas en octubre. Al analizar por tamaño de empresa, se observa que, tanto el 38.0% de las microempresas, el 34.2% de las PyMES y el 19.3% de las Grandes, anticipa que se retrasará en el pago de deudas para dicho mes.

La principal medida operativa que las empresas planean adoptar de forma permanente son las ventas por Internet, de las cuales, 49.1% son microempresas, 46.1% son PyMES y 37.1% son empresas grandes. La segunda es la oferta de nuevos bienes o servicios; de estas, 33.2% son microempresas, 24.9% son PyMES y 16.2% son empresas grandes. La adopción de turnos de trabajo probablemente será adoptada por las grandes empresas en 48.7%, las PyMES con un 38.1% y las microempresas con 27.0 por ciento.

El trabajo en casa es una medida que las empresas probablemente adopten de forma permanente, aunque existe gran contraste al analizar por tamaño de empresa, ya que 11.2% son microempresas, 19.0% son PyMES y 44.8% son empresas grandes. Por su parte la diversificación de cadenas de suministro será adoptada por las grandes empresas con 23.0%, las PyMES con 10.7% y las microempresas con 7.4 por ciento.

RNotas Relacionadas