Martes 21 de Noviembre de 2017
  

S Sinaloa Sur

Investigar al Delegado del INAH en Sinaloa, exigen vecinos de Olas Altas

https://www.youtube.com/watch?v=NwEuRKBi1bI

,
  • No exhibe los peritajes que marca el Reglamento de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas  Arqueológicas, Artísticos e Históricos.-
    Vecinos piden al Director General del INAH inicie investigación sobre la actuación del Delegado y anuncian defensa legal para evitar construcción de torre de 12 niveles.-
  • Confirma Director de Planeación: “no hay permiso de construcción ni dictamen de uso de suelo”
  • El Instituto Municipal de Planeación advierte que la empresa Rivega no tomó en cuenta Normas  de Intensidades y Densidades del Plan Parcial del Centro Histórico.-

Por Mario Martini

Sin tomar en cuenta las opiniones expertas de los arquitectos peritos de Monumentos Históricos ni las Normas de Intensidades y Densidades de construcción establecidas en el Plan Parcial del Centro Histórico y mucho menos el parecer de los vecinos de la zona, el delegado en Sinaloa del Instituto Nacional de Antropología e Historia, arquitecto Francisco Ríos Avendaño –sin exhibir documentos, peritajes, inspecciones de personal calificado del propio instituto  o  leyes que la fundamenten-, anunció públicamente la autorización para que la empresa Inmobiliaria Rivega de Carlos Rivera Vega construya una torre de 12 niveles en la esquina de las avenida Olas Altas y Sixto Osuna en el Centro Histórico de Mazatlán, espacio incluido dentro del perímetro de zona de Monumentos Históricos del decreto presidencial emitido por el presidente Vicente Fox Quesada el 7 de marzo de 2001, lo que provocó la firme oposición de ciudadanos y organizaciones civiles que exigen respeto al  entorno arquitectónico  de la zona.
    Reunidos el pasado lunes 24 de abril- en un acontecimiento sin antecedente en la historia contemporánea-, vecinos, autoridades, asesores jurídicos, expertos en restauración de monumentos históricos y dirigentes de organizaciones civiles, el desarrollador Carlos Rivera Vega y su equipo de arquitectos expusieron el proyecto que, según dijo, ha sido modificado en varias ocasiones para “ajustarse al entorno” y enlistó una serie de permisos que ya le otorgaron algunas autoridades municipales para uso de suelo, factibilidad de agua y drenaje, estacionamientos, etc. Sin embargo, el abogado de los vecinos, licenciado Daniel Tenorio del despacho Alvarez y Asociados, explicó que “tenerlos no quiere decir que hayan sido emitdos correctamente por las autoridades desde el punto de vista jurídico” y anunció la revisión de cada permiso exhibido, lo que hizo a través del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), descubriendo que el desarrollador miente ya que en respuesta a la solicitud 00324417 del 24 de abril anterior el arquiecto David Hafet Escobar Reynoso, director de Planeación Municipal, respondió por oficio que “no se encontró expediente alguno correspondiente al permiso de construcción ni dictamen de uso del suelo expedido por esta Dirección”, como lo aseguraron los desarrolladores.
    En esta reunión inédita con fines de conciliación, el titular del Instituto Municipal de Planeación, Israel Victoria, expuso que las construcciones no deben afectar el entorno y sujetarse a las alturas promedio de las construcciones colindantes; el director de Planeación arquitecto David Escobar se comprometió a revisar al detalle el proyecto para fijar una posición del  gobierno municipal;  la restauradora del INAH Sarahí Tirado informó que el hotel Freeman tiene valor histórico por haber sido el primer rascacielos del noroeste de México, pero no puede tomarse como referencia para establecer la altura de las nuevas fincas, pues cuando se construyó no existía la serie de lineamientos que hoy abundan; el licenciado  Sergio Escutia, presidente del Consejo para la Promoción Económica en el sur de Sinaloa rechazó a título personal la altura del inmueble “que rompe con las características de la zona”; el presidente del Patronato del Centro Histórico Alfredo Gómez Rubio consideró que esta torre abriría la puerta legal para construir otras edificaciones similares en la zona; el periodista Mario Martini, presidente de la asociación civil Todos Somos Sinaloa insistió en la defensa jurídica y la investigación al delegado del INAH; y los vecinos nacionales y extranjeros que colindan con el proyecto y habitan en la zona expusieron con claridad meridiana que pudieron invertir en Miami, por ejemplo,  pero decidieron  ihacerlo en Mazatlán y en particular en la recuperación de fincas antiguas del centro histórico por el valor cultural e histórico  de la zona. Por su parte y ante las precisiones y comentarios de los asistentes,  Rivera Vega fue contundente:  “podemos negociar el diseño de la fachada y algunos detalles de la obra, pero los 12 niveles no están a discusión”. Y canceló la posibilidad de una nueva reunión.
    Ante esta postura inflexible, los vecinos anunciaron acciones jurídicas para evitar la construcción y pedirán al director general del INAH, antropólogo Diego Prieto Hernández, que abra una investigación minuciosa sobre el permiso anunciado por el delegado estatal del INAH que, según el abogado David Cristóbal Álvarez, representante pro-bono  de los vecinos, viola diversos ordenamientos municipales, estatales y federales, puesto que todo lo que está dentro del polígono y la zona de amortiguamiento de Monumentos Históricos deberá ser atendido por un trámite INAH en ventanilla única y deberá cumplir con varios requisitos, entre ellos la dfensidad de poblción, el Plan Director de desarrollo Urbano y el Plan Parcial del centro Histórico, entre otros.
    “Por permisos irregulares otorgados por la Dirección de Planeación -dijo-, el Gobierno Municipal fue sentenciado a pagar indeminzaciones por unos 200 millones a inversionistas a los que posteriormente se les impidió construir. Estaremos muy atentos de este y otros casos que hay en la ciudad”.
    El licenciado Alvarez fundó recientemente la asociación civil Unidos Sumamos Más que tiene como objeto social vigilar particularmente los permisos que otorga la Dirección de Planeación Municipal para nuevas construcciones, particularmente aquellas que pasan de ser unifamiliares a condominios.
Plan Parcial del Centro Histórico   
    El director del Instituto Municipal de Planeación, Isareal Victoria, expuso con claridad que deben atenderse las normas “D” y “E” consideradas en el Plan Parcial del Centro Histórico que determinan criterios sobre las alturas que deben prevalecer en la zona.
    Uno de los lineamientos para el desarrollo del Centro Histórico es precisamente este documento que está considerado como “un insumo de planeación básico dentro de la política de desarrollo urbano y regional de la ciudad. Su finalidad es ordenar y regular, sana y armónicamente, el desarrollo del entorno histórico, así como impulsar su rescate, conservación y protección”.
    Tiene como meta dotar de un instrumento normativo a las autoridades competentes en materia de desarrollo urbano e incluye acciones  que cubren las necesidades básicas de los habitantes del sitio y el crecimiento de la ciudad,  atendiendo los requerimientos de desarrollo. Adicionalmente, contiene aspectos técnicos, sociales, legales, administrativos, y económicos que influyen en la conservación  preservación del patrimonio, así como documentación relevante sobre la evolución física e histórica del área.
    Entre sus desafíos mpás importantes, destacan los siguientes:
a).-Asegurar el desarrollo local como elemento de conformación  de una economía competitiva y generadora de empleo.
B).-Asegurar la igualdad de oportunidades para superar la pobreza, acceder a la salud, integrar a las poblaciones marginadas y vulnerables.
C).-Asegurar la sustentabilidad ambiental como elementos de competitividad y desarrollo económico y social.
    Es un instrumento muy completo que se apoya en:
Plan Director de Desarrollo Metropolitano (1975)
Plan Maestro de Turismo Siglo XXI (2002)
Plan Director de Desarrollo Urbano de Mazatlán (2005-2015)
Plan Estratégico de Turismo del estado de Sinaloa (2006)
Plan Nacional de Desarrollo (2007-2012)
Plan estratégico Mazatlán 2030
Plan Estatal de Desarrollo (2011-2016)
Plan Municipal de Desarrollo (2011-2013)
    En sus partes medulares, establece que “el rol del Centro Histórico es fundamental para la ciudad, por lo que lejos de haber perdido importancia , la mantiene a pesar de la fuerte dinámica urbana que ha rebasado la capacidad vial de infraestructura . Es ahora el centro de abasto  para la población local y al mismo tiempo alberga al sector administrativo, cultural, educativo, comercial y turístico de la ciudad, a la par de sobrellevar la actividad portuaria. A pesar de esta dinámica económica,  conserva un carácter habitacional aunque claramente muestra una tendencia  de despoblamiento paulatino que se debe principalmente  al desplazamiento poara usos de mayor rentabilidad económica al habitacional, al incremento en los costos de restauración de inmueble con criterios patrimoniales  a partir del decreto de Zona de monumentos Históricos (2001), por la inexistente política habitacional en el sector y la falta de financiamiento, pero sobre todo por la expansión urbana que oferta nuevas opciones de vivienda en territorios “modernos” de la ciudad”.
    Actualmente la dinámica general  en el centro Histórico en los diferentes ámbitos, sean económicos, sociales, culturales, laborales, religiosos y recreativos se encuentran permeados por las características que rigen la cotidianeidad del contexto, resaltando las siguientes:
Inmuebles abandonados o reciclados como estacionamientos
Contaminación visual, auditiva y fauna nociva por falta de regulación
Congestionamiento vehicular
Servicio de transporte público caro y en mal estado
Banquetas angostas, dañadas e invadidas, lo que obliga a caminar por las calles.
Inseguridad
Exceso de basura en las calles
Fincas abandonadas por efecto de la tendencia del despoblamiento
Falta de vías seguras para el transporte alternativo
Apropiamiento de los espacios destinados al estacionamiento en la vía pública por propietarios, motocicletas, comerciantes o unidades oficiales.
Contaminación ambiental producto del excesivo número de vehículos  motorizados.
    l
Las Normas “C”,“D” y “E”, contenidas en el Plan Parcial del Centro Histórico (gráficas),  determinan en conjunto la intensidad y densidad de las construcciones o remodelaciones en la Zona de Monumentos Históricos. En la Norma “D” especifica que “en caso donde en la acera no existan inmueble de valor patrimonmial, la altura del inmueble se determinará en un promedio de los inmuebles colindantes”.
    En la Norma “E” el Implan es muy claro al determinar que:  “la altura se determinará a partir del perímetro opuesto de la calle, a 1.50 metros de altura del nivel de la banqueta, a partir de donde se traza una linea imaginaria que pase tangente a la altura resultante del primer cuadro. Y en la Norma “C” establece que en casode existir dos o más edificios con características patrimoniales con algún nivel de protección (como lo es el edificio del Banco Bancomer de la esquina contraria), el edificio que se desarrollará podrá tener la altura mayor al edificio de mayor nivel de protección, siempre y cuando la diferencia entre éstos no sea mayor a u nivel”.  De acuerdo con     Antes de pensar en nuevas inversiones, las autortidades deberían atender de inmediato estos desafíos en los que se desarrolla la vida cotidiana de los mazatlecos que habitan el Centro Histórico.

RNotas Relacionadas