Miércoles 24 de Julio de 2019
  

S Sinaloa Sur

Aunque usted no lo crea: Ley de Movilidad Sustentable de Sinaloa obliga a manejar llamando por celular, llevar niños en las rodillas y tirar basura a la vía pública

Aunque usted no lo crea: Ley de Movilidad Sustentable de Sinaloa obliga a manejar llamando por celular, llevar niños en las rodillas y tirar basura a la vía pública

,

#NoFueronDiputadosDeMorena

#RedactadaConlasPatas

 

  • Según esta Ley no solamente está permitido todo lo anterior sino que es obligatorio.-

Redacción P23

Publicada en el Diario Oficial de Sinaloa el miércoles 10 de octubre de 2018, la Ley de Movilidad Sustentable del Estado de Sinaloa -redactada de manera evidentemente errónea-  obliga a los conductores a realizar todas aquellas prácticas que pretende prohibir.

Sin que los diputados de la legislatura anterior de mayoría priista –no la actual con mayoría de Morena para que no haya suspicacias- se dieran cuenta del gran error en la redacción, esta ley está de lado de los conductores que manejan hablando por celular, con niños en las rodillas, llevan pasajeros en las salpicaderas o que tiran basura a la vía pública, pues es su obligación según el documento legal. Según esta Ley no solamente está permitido todo lo anterior sino que es obligatorio.

 

En la Sección II De las Obligaciones de los Conductores del Servicio Público de Transporte y de Vehículos Particulares, el Artículo 101 establece con precisión las obligaciones de los conductores tanto públicos como privados.

Son obligaciones del Servicio Público de Transporte:

l. Someterse, cuando así lo determine la SEDESU, a los exámenes médicos y toxicológicos necesarios, a efecto de evaluar su estado de salud y determinar si se encuentran o no en aptitud, para realizar con seguridad y eficiencia las funciones inherentes a sus actividades.

II. Atender las instrucciones y disposiciones de operación que la SEDESU les indique. Serán los responsables directos de las infracciones que cometan, con motivo de su actividad.

III. Cumplir con los indicadores de seguridad higiene, comodidad y trato amable, que se le indiquen;

IV. Portar, en su caso, el uniforme que se le asigne;

V. Llevar los cursos de capacitación y adiestramiento. que se le indiquen, de acuerdo con los planes y programas contenidos en el programa de capacitación correspondiente;

VI. Acreditar Ja aprobación de los cursos de capacitación y actualización, indicados en el programa respectivo; y

VII. Contar con los documentos establecidos en la presente Ley, ta1es como la licencia de conducir del servicio público de transporte, y el certificado de aptitud que se menciona en este ordenamiento. En este caso, se les extenderá un certificado de aptitud. previo curso de capacitación a que deberán someterse, en los términos que se indiquen en el Reglamento de esta Ley.

Hasta aquí todo va bien, pero siguiendo con estricto respeto a la redacción son obligaciones de los conductores de Vehículos Particulares:

l. Tirar o arrojar basura u objetos desde el interior del vehículo hacia el exterior;

II. Transportar un número de personas superior al número de plazas o asientos cuya capacidad posea el vehículo;

III. Abordar o descender de los vehículos cuando se encuentren en movimiento; en todo caso el ascenso o descenso del vehículo lo efectuarán del lado que se encuentre más cercano a la banqueta, una vez que éste haya detenido totalmente su marcha;

IV. Viajar en las salpicaderas, estribos o defensas de los vehículos;

V. Cargar sobre sus piernas niños, mascotas u objetos al conducir;

VI. Operar o accionar teléfonos celulares o cualquier otro aparato mecánico o electrónico mientras los vehículos se encuentren en movimiento, con excepción de los pasajeros y conductores de vehículos de paso preferencial o emergencia.

Sin reparar en el garrafal error, la redacción se corrige de manera automática en los siguientes incisos. Son obligaciones de los conductores de vehículos privados:

VII. Utilizar los cinturones de seguridad del vehículo. Esta disposición se hará extensiva también a los pasajeros;

VIII. Disminuir su velocidad o detenerse, dando preferencia peatonal en los casos que determine el Reglamento;

IX. Conducir dentro de los límites de velocidad autorizados, observando las disposiciones que para tal efecto señale el Reglamento de la presente Ley;

X. Obedecer las luces de los semáforos y todos los señalamientos viales existentes en las vías públicas;

XI. Obedecer las señales manuales y atender las medidas de seguridad que hagan los agentes de tránsito;

XII. Obedecer las señales manuales que en los términos de fa presente Ley realicen las personas autorizadas por los centros escolares dentro de. su perímetro, o personas habilitadas en casos de emergencia;

XIII. Utilizar el claxon únicamente cuando se haga necesario;

XIV. Contar con licencia de conducir vigente que le haya sido otorgada para la clase de vehlculo que conduzca, asf como traer en el vehículo la tarjeta de circulación vigente del mismo, y la póliza de seguro vigente con cobertura de al menos danos a terceros, que garantice su responsabilidad civil en caso de hecho de tránsito;

XV. Presentarse ante las autoridades de tránsito, o de la SGG en su caso cuando así sea requerido; XVI. Tener cuidado para evitar hechos de tránsito, guardando la distancia prudente de vehículo a vehículo; y cuando observen sobre el arroyo de la vía pública a cualquier persona deberán disminuir su velocidad hasta el minimo;

XVII. Presentar a los oficiales la documentación inherente a la conducción de tránsito de vehículos, cuando le sea solicitada;

XVIII. Utilizar casco protector, reglamentario, tanto los conductores como sus acompañantes, en el caso de que los vehículos fuesen motocicletas de dos o más ruedas; Revisar las condiciones mecánicas de la unidad que manejen, comprobar el buen funcionamiento de las llantas, limpiadores, luces y frenos, así como verificar que se cuenta con llanta de refacción, herramienta básica y extinguidor: y

XX. Las demás que establezca esta Ley y el reglamento que de ella se derive. Los conductores de vehiculos de paso preferencial o emergencia quedarán exentos de cumplir con lo dispuesto en las fracciones VIII, IX, X, XI y XII a que hace referencia el presente articulo en su apartado de Vehículos Particulares, siempre que sea en uso de funciones propias de seguridad y atención social, observando en todo momento las debidas precauciones.

 

Un último punto:

Queda prohibido a toda persona conducir un vehículo en estado de ebriedad o bajo la influencia de cualquier droga o substancia tóxica que disminuya en forma notable su aptitud para conducir. aun cuando por prescripción médica esté autorizado para su uso. Los conductores del servicio público deberán conducir, manejar o maniobrar vehículos, libres de cualquier cantidad de alcohol o substancias tóxicas.

RNotas Relacionadas