Martes 26 de Mayo de 2020
  

S Sinaloa Sur

Tribunal poncha a los Toledo en primer inning

Tribunal poncha a los Toledo en primer inning

,
  • "Gobierno de Mazatlán violó Emergencia Sanitaria", argumenta la empresa.-
  • “Es infundada” la queja, resuelve Tribunal.-

Por Mario Martini

Mazatlán, Sin., 17 abril 2020.-En lo que parece ser la primera entrada del largo encuentro entre la familia del ex gobernador Antonio Toledo Corro y el Químico Luis Guillermo Benítez Torres, los tribunales federales poncharon en el primer inning a la empresa Espectáculos Costa del Pacífico que en octubre de 2018 obtuvo ampliación de la concesión del estadio de beisbol Teodoro Mariscal por 25 años.

De acuerdo con la queja número 155/2020 del juicio de amparo indirecto 220/2020, interpuesto el 7 de abril anterior por los representantes jurídicos de la empresa “Espectáculos Costa del Pacífico S.A., de C.V., contra “actos del Presidente Municipal del Ayuntamiento de Mazatlán, Sinaloa y otras autoridades”,  el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativas del Décimo Segundo Circuito confirmó la sentencia del juez noveno de distrito y ponchó en la primera entrada a la familia Toledo-Ortiz al negarle la “suspensión de pleno” por no tratarse de “un acto que importe peligro de privación de la vida, deportación o destierro o alguno de los prohibidos por el artículo 22 de la Ley de Amparo, que invariablemente sería de restitución físicamente imposible, o de un acto diverso que de consumarse igualmente haría físicamente imposible la restitución de la garantía violada en perjuicio del quejoso…”

Conforme a la resolución de queja en poder de Paralelo 23, presentada por la empresa contra la sentencia del Juzgado Noveno de Distrito de Sinaloa, los representantes legales de la concesionaria por 25 años -cuya revocación del convenio modificatorio ocurrió el pasado 6 de abril en un acto público ampliamente difundido- reclamó 3 actos de autoridad violatorios de sus derechos e intereses:

1.- De las autoridades ordenadoras: inconstitucional resolución de fecha 12 de marzo del 2019 emitida por el presidente Municipal del Ayuntamiento de Mazatlán y el Secretario del Ayuntamiento de Mazatlán, mediante la cual “de manera unilateral y transgrediendo los derechos constitucionales de la quejosa rescinden una concesión y convenios modificatorios, otorgados (sic) a favor de la empresa”  (Espectáculos Costa del Pacífico S.A. , de C.V.), “por el periodo comprendido del 15 de junio de 2000 al 17 de agosto del 2045”.

2.- De las autoridades Ejecutoras: indebida e inminente toma de posesión del estadio, “ordenada por autoridades municipales”.

3.- De las autoridades Omisas: Violación del decreto del 31 de marzo de 2020 que establece la Emergencia Sanitaria contra el SARS-CoV2 (COVID-19), al “romper el aislamiento social –que incluye el resguardo domiciliario o limitación de movilidad de los servidores públicos que ejerzan actividades no esenciales-, poner en riesgo la salud o la vida”.

Sin embargo, el 2 de abril el Juzgado Noveno de Distrito de Sinaloa negó en primera instancia la “suspensión de plano” solicitada, lo que ameritó queja de los concesionarios ante el Primer Tribunal Colegiado en materia administrativa que expusieron:

“(…)  el decreto publicado por la misma Secretaria de Salud en fecha 31 de marzo del 2020, en el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria, ya que generan un estado de incertidumbre total y además pone en riesgo la salud y a la postre la vida de los quejosos como parte integrante de una comunidad que se encuentra en riesgo en plena Emergencia Sanitaria en el país. Sumando a lo anterior, o como un ingrediente adicional que demuestra además la actividad de las autoridades en contravención al Decreto de referencia, tenemos que pretende ejecutar un acto administrativo no indispensable, como lo es la toma de posesión de un estadio, que nos vincula directamente a los quejosos como personas físicas vinculadas laboralmente a la persona moral concesionaria, precisamente porque los actos ejecutivos ordenados por el Presidente Municipal de Mazatlán y el Secretario del propio Ayuntamiento, implican por disposición de la propia resolución la elaboración de un inventario de los bienes que se encuentran en su interior, la evaluación de las condiciones en que se encuentra el recinto deportivo y el retiro de los equipos, información y objeto de valor de los quejosos, lo cual, nos obliga a salir de un aislamiento social obligatorio en nuestras casas, impuesta con carácter de medida urgente por la Secretaría de Salud hasta el 30 de abril del 2020 por el fenómeno de la pandemia de la enfermedad por el virus SARS-CoV2 (COVID-19). Incluso ese hecho se materializó el día de ayer 06 de abril de 2020, tal como se observa del acta levantada por notario público en esa fecha, en la cual queda constancia fehaciente de que acudió personal del ayuntamiento: Secretario del Ayuntamiento y Director de Asuntos Jurídicos y personal de la Secretaria de Seguridad y Vialidad, a tomar posesión del estadio de manera arbitraria, pero sobre todo, ejerciendo en contravención del Decreto del 31 de marzo de 2020, emitido por el Secretario de Salud, una actividad no esencial de la Administración Pública Municipal. Establecido lo anterior, como base de hechos, tenemos que el juzgador de origen sostiene de manera sustancial lo siguiente en el acuerdo recurrido”.

En respuesta, el magistrado ponente Mario Galindo Arizmendi argumentó: “De conformidad con lo dispuesto en el artículo 123 de la Ley de Amparo, la suspensión de oficio de los actos reclamados en el juicio de garantías procede cuando se trata de actos que importen peligro de privación de la vida, deportación o destierro o alguno de los prohibidos por el artículo 22 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, o cuando se trata de actos que, si llegaren a consumarse, harían físicamente imposible restituir al quejoso en el goce de la garantía violada, de lo que se sigue que esta clase de suspensión deriva directamente de la naturaleza del acto reclamado, esto es, que para concederla es necesario atender al origen mismo del acto tildado de inconstitucional, ello en atención a que acorde con lo establecido en el precepto legal en comento, cuando se trate de un acto que importe peligro de privación de la vida, deportación o destierro o alguno de los prohibidos por el artículo 22 citado, que invariablemente sería de restitución físicamente imposible, o de un acto diverso que de consumarse igualmente haría físicamente imposible la restitución de la garantía violada en perjuicio del quejoso, la suspensión debe concederse de plano, es decir, sin que tengan que tomarse en consideración los requisitos previstos en el artículo 124 de la ley de la materia, en particular que la solicite el quejoso, motivo por el cual lo que éste manifieste al respecto no determina la procedencia o no de la suspensión de oficio, sino que ello es una atribución exclusiva del Juez de Distrito, quien atendiendo a la naturaleza del acto y no a enfoques subjetivos de las partes, es el único facultado para decidir si se está o no en presencia de un acto que lo obligue a decretar la suspensión de oficio.”

“ (…) no se advierte que sea la autoridad responsable Ayuntamiento de Mazatlán,  quien los esté obligando a salir del domicilio en el que se encuentran cada uno de ellos, pues de la narrativa que vierten en la misma, se aprecia que es la patronal quien les envió un oficio para que acudieran a las instalaciones del estadio (…) de esta ciudad, el día seis de abril de este año, y no la autoridad responsable; motivo por el que, no se está en aptitud de conceder la suspensión de plano en los términos solicitados”.

“Por lo anteriormente expuesto y fundado, se resuelve:

ÚNICO. Es infundada la queja que hace valer (la concesionaria) en su carácter de representante legal de la parte quejosa (…) contra el auto del dos de abril de dos mil veinte, dictado por la secretaria del Juzgado Noveno de Distrito en el Estado de Sinaloa, con sede en esta ciudad, en funciones de juez de Distrito, en el juicio de amparo indirecto 220/2020”.

Por supuesto, este encuentro no ha terminado.
paralelomm@gmail.com


RNotas Relacionadas